Los sistemas de tierras y pararrayos son equipos diseñados especialmente para proteger y salvaguardar los inmuebles y vidas humanas que en ellos habiten, de las potentes descargas que son capaces de infligir a las tormentas eléctricas a las edificaciones y estructuras, por lo que deben cumplir con los requerimientos de cálculo y diseño en base a la normatividad aplicable.


Por ello, es imperativo considerar los estudios y valoraciones de riesgo del inmueble a proteger, observando de forma puntual las siguientes recomendaciones para su instalación y operación:


  • La punta del pararrayos debe situarse como mínimo dos metros por encima de la zona que protege (incluyendo antenas, torres de enfriamiento, techos y depósitos)
  • Las antenas receptoras (TV, radio, teléfono) deben conectarse de forma apropiada a los conductores de bajada.
  • Los cables coaxiales de las antenas deben protegerse con un dispositivo contra sobretensiones.
  • Los elementos metálicos que sobresalgan por encima del tejado deberán unirse al conductor de bajada más próximo.
  • La trayectoria del conductor de bajada debe ser lo más rectilínea posible, siguiendo el trayecto más corto y evitando acordonamientos bruscos.
  • En los acodamientos, el radio de curvatura no será inferior a 20cm.
  • El cable de bajada debe instalarse por el exterior del edificio (siempre que sea posible), evitando la proximidad de conducciones eléctricas o de gas.
  • Instalar un contador de rayos CDR en una de las bajantes para facilitar el mantenimiento de la instalación.
  • La toma de tierra del pararrayos debe disponer de un sistema de registro para revisiones periódicas.
  • La arqueta de registro debe estar provisto de un sistema seccionador que permita desconectar la toma de tierra y realizar la medición de la resistencia.
  • La resistencia de la toma de tierra debe ser lo más baja posible (inferior a 10 ohmios). Este valor se medirá sobre la toma de tierra aislada de todo otro elemento de naturaleza conductora.
  • Es aconsejable la unión equipotencial de la toma de tierra del pararrayos con el sistema general de tierras del edificio que se debe proteger.


Recuerda que la instalación de pararrayos es un sistema de protección, por lo que es muy importante que se realice por personal técnicamente cualificado y bajo los criterios marcados por las normas vigentes.


Contacta a nuestros asesores.